Historia del hombre que perseguía a su sombra

Todo empezó de un modo imperceptible, sin ruido ni sobresalto. Cada día, paseaban hombre y perro tras su sombra, como un todo indisoluble. Hasta que, poco a poco, un leve giro diario en el ángulo de la penumbra proyectada, de un grado cada día, hizo que ésta quedara en posición delantera, a cualquier hora y en todo lugar.

Tras anticiparse al cuerpo, empezó la sombra a separarse de él lentamente, desde la base. Y con ella, también el perro fue anticipando sus pasos a los del amo, cual lazarillo. En dos semanas, la separación era tan evidente que en un momento torpe de descuido, el hombre tropezó con su propia imagen, oscura y difusa. Se asustó doblemente, pues tras el tropiezo, vio a su fiel amigo doblar la comisura de sus labios y enseñarle los dientes blancos y temibles, como un gesto de amenaza ante un posible ataque.

A partir de aquel día, al darse cuenta de lo que estaba sucediendo, empezó a caminar con la vista fija en el suelo, vigilando el movimiento de su sombra, imitando sus gestos y posturas. Se dedicó a seguir la dirección de sus pasos, por miedo a perderla. Por miedo a perderse.

Hasta que una tarde de persecución especialmente acelerada, al doblar una esquina en una calle angosta y sin luz, el hombre perdió su propia sombra, que desapareció sin dejar rastro. La estuvo buscando durante horas, volviendo sobre sus pasos, y otra vez de vuelta al lugar de la pérdida, espiando las sombras ajenas por ver si un cuerpo extraño se la hubiera usurpado. Pero todo fue en vano, se había desvanecido como el humo en la niebla. Ni el olfato del perro, atado por el collar al cuerpo sin identidad de su amo, pudo dar con ella.

Desde entonces, el hombre vaga por las calles sin rumbo ni destino, perdido en un mar de personas con sus sombras pegaditas al cuerpo.


4 comentaris on “Historia del hombre que perseguía a su sombra”

  1. Tropiezos&Trapecios escrigué:

    Me recuerda a Peter Pan, con la rebeldía propia de su sombra…

    La verdad que estamos tan acostumbrados a verla junto a nosotros que si un día se va nos hará perder una parte importante de nosotros. Hay que cuidarla mientras permanezca.

    Un saludo.

    Oski.

    • paragrafies escrigué:

      Gracias por el comentario, Oski!
      Por cierto, muy interesante vuestro blog, lo visitaremos a menudo!

      Un saludo,
      Y.

  2. HLC escrigué:

    Nuestra sombra persigue la oportunidad de usurpar nuestro universo de formas. Vigila en sueños cualquier resquicio por donde invadir nuestras deseadas 3 dimensiones. Y en un alarde de locura, se lanza a la radiante luz con la esperanza de no volver a dibujar nuestra silueta nunca más.

    Salu2 y suerte en el concurso😉

    • paragrafies escrigué:

      Mil gràcies, HLC! Sort per a tu, també, que estàs molt bé en les votacions!
      Tot un luxe, que ens hagis visitat…

      y.


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s