Deseo ocular

Vértigo en los ojos cuando te besan la piel,
a cada encuentro.

Mi carne se deshace por las extremidades;
primero van las manos en un calambre eléctrico,
luego le siguen brazos y el hueco de los codos,
el puente de los hombros y el pliegue en las axilas.

El viento que me arrastra
demuele las murallas de mis pechos,
derramando leche de almendras y azúcar de caña,
con un sabor dulzón a caramelo derretido.

Sorbos de espuma emanan del manantial de mi boca,
en vaivenes que hunden, azotan y relajan el estómago.

Su marea me sumerge en un pozo sin fondo,
en ese parpadeo del corazón que responde
a un millar de cosquillas en los dedos.

En un instante siquiera, un suspiro fugaz sin oscuridad.
La suave presión entre las piernas,
húmedas del agua de mi fuente.

Me falta la respiración y me embriago
al borde del desvanecimiento.

Sólo con mirarte, posees mi luz.



Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s